FAMPA-València pide al Síndic de Greuges que Educación cubra las plazas de educadoras

La federación de madres y padres ha enviado una queja al Síndic de Greuges, Ángel Luna, para que tenga conocimiento del malestar que a FAMPA-València ha llegado ante la preocupación de la AMPA CEIP les Palmeres de Canet d’en Berenguer, que viene denunciando, desde hace ya tiempo, los recortes en educación que afectan especialmente al alumnado con necesidades educativas especiales.

Al CEIP las Palmeras llevan años sin incrementar el número de educadores/as a pesar de que sí ha ido incrementando, curso trás curso, el alumnado con necesidades especiales que precisan de educadores/as. Después de reiteradas reclamaciones en años anteriores, el resultado en este curso 2021/2022, es la reducción de horas de una educadora que estaba trabajando a jornada completa con el alumnado y ahora ve reducida su jornada laboral, produciendo un grave perjuicio a la educación y atención ofrecida a todo el alumnado del centro.

Situación similar es la que vive el centro CEIP Soto Micó de València, que manifiesta un déficit de personal y recursos existentes para poder atender correctamente a este alumnado. En el centro hay 20 niños/as que necesitan la atención constante reconocida de un/a educador/a, 14 de estos alumnos en infantil y 6 en primaria. Tan sólo disponen de dos educadoras, una de ellas con una reducción de jornada que no ha sido cubierta, lo que obliga en al centro a suplir la labor de las educadoras con el resto de profesorado en plantilla, que pone toda su voluntad a en no desatender a ninguno de sus alumnos.

FAMPA-València acude al Síndic de Greuges porque “nos encontramos ante un incumplimiento reiterado de la Consellería de Educación del derecho a la educación en igualdad de condiciones en los términos expuestos en la ley 26/2018, de 21 de diciembre, de derechos y garantías en la infancia y la adolescencia y también en el artículo 43 sobre el Derecho a la Educación”, explica el presidente de FAMPA-València, Rubén Pacheco.

FAMPA-València pone en conocimiento del Síndic de Greuges los hechos, para que, a través de los medios de los que dispone, inste a la administración educativa a cumplir con la legislación vigente y dé, cuanto antes, solución a la falta de recursos de personal formado para el alumnado de educación especial en todos aquellos centros educativos que carecen de los recursos de personal suficientes y adecuados a las necesidades del alumnado, “que merece una educación que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad y de sus capacidades”, concluye Pacheco.

Comments are closed.